EL PATRIOTISMO DE UN LOCO

EL  PATRIOTISMO DE UN LOCO

Por

Mario Góngora H.

Querer encadenar siempre el concepto de patriotismo con el de la guerra o el fútbol, así como con otros deportes, y sobre todo con asuntos políticos es un grave error. Por el contrario, el verdadero patriotismo es enemigo de los conflictos de guerra y de los eventos deportivos o políticos

Es probable que para muchos otros ser patriota consiste en el sentimiento de orgullo de haber nacido en un país con una gran tradición cultural, sobre todo cuando se habla de las culturas indígenas como de los mayas, de los aztecas, de los tarahumaras, etc.,  a cuyos descendientes discriminamos sin ningún sentimiento de arrepentimiento. Otros más, se sienten patriotas ante los colores nacionales, mientras que los miembros de un partido político, dirigidos por AMLO, el loco, se dicen los defensores de la patria, de sus tesoros y de su población, mientras que de todos los demás grupos existentes, son los más corruptos, prepotentes, impunes y ladrones. Inclusive, acusa  a los empresarios de “drogar a sus empleados para tenerlos trabajando día y noche…”

Otros grupos se sienten patriotas en sus viajes al extranjero, y quien haya viajado en avión donde un grupo de estos “patriotas” también viaja, no sabrá donde esconderse ante los grados de embriaguez y desorden a los que llegan. Lo mismo en los hoteles donde de hospedan algunos de estos grupos de defensores de los colores nacionales.

No olvidemos que para el partido en el poder, Morena, se justifica todo tipo de tropelías y engaños electorales con el solo propósito de “defender la patria de aquellos que la quieren vender”, aunque más bien luchan por conservar su impunidad, sus grandes utilidades, su modus vivendi y sus cotos de poder.

Otros ciudadanos más, de pronto se sienten patriotas durante las fechas de las celebraciones nacionales, pero solo para comprar alguna banderita y tener una excusa o un pretexto para organizar una fiesta con sus amigos.

Todos estos son sentimientos falsos, ocasionales y pasajeros y en muchas ocasiones, hasta criminales.

Pero existen excepciones. Parece ser que solo cuando se dan desastres naturales o accidentales se despiertan los sentimientos de patriotismo y solidaridad, pero además de que esto pasa rápido, los que deben poner el ejemplo son los que no guardan ningún sentimiento de nobleza y compasión, algunos “luchadores sociales”, de esos que se dicen de izquierda y que “defienden a los más necesitados”, fueron sorprendidos vendiendo las despensas destinadas a la Tarahumara…

En la actualidad solo existe una forma de expresar el verdadero patriotismo: Con un trabajo honesto intenso; con la conducta; con el respeto a las normas y costumbres; con una demostración real de respeto para unos y compasión para los que la necesitan; todo con entusiasmo y dedicación, así como con ilusión y esperanza.

López Obrador no es la patria a pesar que el piensa que sí lo es, es simplemente y loco capaz de cualquier cosa para verse y sentirse héroe al que todos debemos seguir. Lo que él pregona, es el patriotismo de un loco.